Historia del póker en línea

Poker

El póker es uno de los juegos de casino más conocidos y jugados en México y la mayoría de países del mundo. La posibilidad de participar en línea, con la llegada de internet y el desarrollo de las páginas web, supuso el inicio de la expansión de este juego de cartas. A continuación vamos a hacer un repaso de la historia del póker online desde sus comienzos a la actualidad, momento en el que este juego de casino vive un gran momento.

Los inicios del póker en línea

El 1 de enero de 1998, una nueva página llamada Planet Poker se convirtió en la primera en ofrecer la posibilidad de jugar al póker en línea. El sitio pronto comenzó a atraer jugadores, a pesar de los frecuentes problemas técnicos causados por la velocidad y la falta de fiabilidad de la conexión a Internet.

Planet Poker nunca cumplió su potencial como el primer sitio de póker, y otros operadores llegaron al mercado y tuvieron mucho más éxito. Curiosamente, sin embargo, los niveles de rake establecidos por este sitio siguen siendo el estándar de la industria en la actualidad.

Paradise Poker comenzó a operar al año siguiente, y resultó ser más avanzado y estable que Planet Poker. Experimentó un rápido crecimiento como resultado de la mejora técnica. Este sitio también ofreció juegos Seven Card Stud y Omaha, además del Texas Hold’em.

Un año más tarde, el profesional del póker como Dutch Boyd lanzó su nueva página: Poker Spot. Esta fue la primera website en ofrecer torneos en línea, pero sufrió numerosos problemas con el procesamiento de los pagos de los clientes y estuvo activo solo hasta 2001.

PartyPoker y PokerStars aparecen en escena

Póker onlineDos nuevas páginas de póquer en línea que se convertirían en gigantes en la industria realizaron su apertura en 2001: PartyPoker y PokerStars. Paradise Poker seguía siendo la favorita, pero estos otros dos sitios rápidamente se convirtieron en los actores principales del sector.

PartyPoker tomó la delantera en esta industria gracias a la organización de torneos que ofrecían calificación para eventos en vivo, y estos demostraron ser particularmente populares. Otra página, UltimateBet, también se comenzó a hacer un nombre en el sector del póker durante esa época.

2002 fue un año notable tanto para PartyPoker como para PokerStars. El póker televisado comenzó a atraer a un público más amplio, tal vez debido a la introducción de cámaras que mostraban las cartas ocultas de los jugadores, y PartyPoker comenzó a hacer publicidad en gran medida en con estos eventos.

La publicidad funcionó, y se convirtieron en el sitio de póker más importante del momento. PokerStars no se quedó atrás, y mejoraron su clasificación con el lanzamiento del Campeonato Mundial de Poker en línea para intentar acaparar la atención frente a su rival.

Cuando Chris Moneymaker ganó la World Series of Poker (WSOP) en 2003, no solo se llevó a casa un premio en efectivo de alrededor de $2.5 millones, también podría decirse que tuvo el mayor impacto en el póker online. Moneymaker había ganado la entrada a la WSOP jugando en un torneo de $40 en PokerStars.

Esto supuso un sueño para muchos otros jugadores, que creyeron en la opción real de ganar mucho dinero jugando el póker, lo que incrementó la popularidad de este juego de casino en línea de forma drástica. Al año siguiente, se abrió otro sitio que se convertiría en un sitio importante: Full Tilt Poker.

El fúturo del póker en línea

El póker online se ha convertido en uno de los juegos de casino más extendidos del planeta en la actualidad. Si bien la modalidad presencial posee elementos que la elevan hasta un nivel más cercano a poder disfrutar de la esencia del juego, la versión en línea tiene muy poco que envidiarle.

De hecho, la tendencia es a jugar a este juego vía internet, más que de manera física, sobre todo si tenemos en cuenta todos los elementos que se requieren para poder jugar partidas de póker presenciales. Jugar online elimina gran parte de estas barreras, nos acerca a entender como funciona el juego y nos prepara para afrontar partidas cara a cara; principales motivos para considerar esta modalidad como el futuro del póker.