Hipódromo y Casino en Nuevo México

Casino

Los propietarios de Sunland Park Racetrack & Casino, que operan con éxito este negocio desde hace casi 20 años, planean presentar una innovadora oferta para obtener una nueva licencia para construir y operar otro Hipódromo-casino en la ciudad de Clovis, en Nuevo México.

La familia Fulton, que ya tiene una licencia para operar su plaza Sunland Park Racetrack & Casino, anunció recientemente su intención de presentar una oferta para la sexta y última licencia de la Comisión de Carreras de Nuevo México. Las solicitudes pueden presentarse hasta el 30 de julio incluído.

Las otras cuatro pistas y casinos actuales, también conocidos como “racinos”, que operan en Nuevo México se encuentran en Ruidoso, Albuquerque, Hobbs y Farmington. Al menos otras dos compañías también están preparando sus ofertas, que incluyen planes para la apertura de un restaurante en Clovis.

Stan Fulton y su familia tomaron el control de Sunland Park Racetrack & Casino en 2000. Sin embargo, el propietario falleció a principios de este año a la edad de 86 años. Los hijos e hijas de Fulton operan ahora el racino, y sus hijos Liz Fulton Jones y Mike Fulton son los fideicomisarios que ayudan con la oferta por la licencia de la familia.

En relación con la noticia, el director de Marketing del Hipódromo y Casino de Sunland Park, Ethan Linder, confirmó a El Diario de El Paso los avances que se están realizando para obtener la licencia:

Estamos en comunicación directa con las autoridades de la Ciudad de Clovis para poder entender qué es lo mejor para la comunidad.

Al pensar qué es lo mejor para la comunidad de Clovis nos referimos a que no queremos canibalizar los negocios ya existentes, entender las capacidades de los restaurantes y hoteles que ya operan en Clovis, y poder presentar el mejor proyecto posible para el bien de todos.

Por su parte, Rick Baugh, el gerente general de Sunland Park Racetrack & Casino, y el ex gerente general Harold Payne están ayudando a la familia Fultons para obtener la última licencia ofertada. Baugh anunció la oferta planificada a la comisión en nombre de la familia.

Esperamos trabajar estrechamente con la Comisión de Carreras de Nuevo México, la Asociación de Jinetes de Nuevo México, la Asociación de Criadores de Nuevo México y las comunidades locales para desarrollar un proyecto que ofrezca entretenimiento y que mejore la oferta de carreras de caballos de Nuevo México.

Este proyecto impulsará la atracción de los dólares provenientes del turismo, que son necesarios para el estado y mejorará a nuestra comunidad local.

Para concluir, hemos de indicar que para abrir un racino, las empresas deben obtener una licencia de carreras y luego solicitar una licencia de juegos de casino de la Junta de Control de Juegos del Estado. Por lo tanto, el proceso se antoja largo, aunque totalmente necesario.