3 consejos para gestionar tu bankroll

Tragamonedas

La administración del dinero del casino no es una forma de garantizar que podrás ganar. No es una fórmula mágica que te ayudará a sumar premios mientras juegas a la ruleta o a las tragamonedas. Tampoco incrementará tus probabilidades de ganar. De hecho, a veces ganarás y otras perderás sin importar el esfuerzo que hagas para administrar tu bankroll.

Sin embargo, aprender a administrar el dinero te ayudará a limitar tus pérdidas durante los malos momentos. Además, puede servir para mantener tus ganancias cuando los bonos o algunas buenas manos te permiten acumular beneficios.

De esta manera, aprender a gestionar el dinero del casino es una habilidad vital para aquellos que juegan, tanto de manera presencial como en línea. A continuación, vamos a mostraros algunas técnicas para conseguir gestionar el bankroll.

La mayoría de ellas requiere simplemente el uso del sentido común, algo que puede marcar la diferencia entre perder todo tu dinero o ser capaz de mantener siempre algo para jugar.

Selecciona un bankroll antes de empezar a jugar

Independientemente si estás jugando en línea como en un casino físico, planifica la cantidad de dinero máxima que vas a apostar cada día. Si puedes apostar $100 diarios, establece entonces dicha cantidad como límite.

Tan pronto como hayas configurado tu presupuesto diario, asegúrate de no excederlo bajo ninguna circunstancia. Si has apostado el presupuesto diario y lo has perdido todo, da por terminado tu tiempo en el casino. Nunca utilices fondos extra para seguir jugando.

Si estás ganando y todavía queda parte del dinero que has presupuestado para seguir jugando, entonces puedes seguir haciéndolo. Eso sí, recuerda que nunca debes sumar las ganancias diarias a tu presupuesto para apostar ese mismo día. En su lugar, deberías acumular dichos beneficios para sumarlos a tu bankroll la próxima vez que decidas apostar.

Nunca apuestes dinero que necesites

Ruleta casinoUna pauta que un jugador responsable debe seguir para jugar al casino es no apostar dinero que necesite para gastos cotidianos. Es decir, nunca apuestes el dinero que tiene asignado para pagar el alquiler, la comida u otros gastos básicos mensuales.

Si bien la anterior pauta era importante, esta lo es todavía más, puesto que evita que puedas perder el dinero que realmente necesitas para tu día a día. Si un jugador apuesta en el casino dinero que debería utilizar para comprar bienes cotidianos, se estaría llegando a un problema de adicción, algo realmente peligroso.

Nunca pidas dinero prestado para jugar

La mayoría de los casinos físicos tienen cajeros desde los que puedes obtener un adelanto en efectivo utilizando un método de pago como la tarjeta de crédito. Dependiendo de la cantidad que desees pedir prestada, tendrás que pagar las tarifas de transacción, que suele elevarse al 10%.

Además, también tendrás que pagar los intereses, que pueden exceder el 20%. Por lo tanto, pagar intereses y comisiones te hará perder dinero, algo totalmente innecesario si queremos maximizar nuestro bankroll.

De esta manera, y para concluir, nunca utilices dinero a crédito, ajústate al dinero con el que cuentes para ese día. De esta manera, nunca perderás más dinero del necesario, jugando de una manera totalmente responsable.